Entradas

Dios cuida de mi y también de ti !

Imagen
🌟Mientras inicio el día con una que otra tarea, recibo una llamada inesperada.
Una señora se presenta como Josefina. Me pregunta : Como se siente ? A lo que respondo : Bien, por la gracia de Dios. Y ella me dice que le alegra saberlo🙌
🌻Mientras nos adentramos en una conversación sobre el tiempo que estamos viviendo y la situación porque la estamos pasando, la cuarentena, el toque de queda, la pandemia, el distanciamiento y todo lo demás, me dice que el objetivo de su llamada era para darme ánimo. Compartir conmigo un texto bíblico💗.
Si, un mensaje de Dios para mi por teléfono😍😍!!!!!!! Les cuento que me puse feliz al escuchar qué, no nos estamos limitando a hablar del amor y cuidado que Dios tiene para con nosotros, sólo porque estamos en tiempos difíciles.
Entre tanto le comento mi felicidad y agradezco su llamada, le pregunto sobre la iniciativa y me cuenta que los Testigos de Jehová lo hacen ya que no pueden ir a predicar💪 puerta a puerta, como sabemos es lo habitual.
Le digo que …

Él si sabe!

Imagen
Yo fui la única que pidió algo de reyes en la niñez y papi le dijo que no, sólo por ver mi cara de decepción😒😶?
📍Pues les cuento mi anécdota de cuando tenía 11 años🦦🐣
Le había pedido a papi una bicicleta😥 (otra, porque tenía una de rueditas y porque titi se partió media frente en ella, me quedé sin nada) de regalo de reyes y me decía que no agarrándose del refrán ese que “ el papá que le regala aun hijo una bicicleta, pasola o motor no lo quiere”😶😶

Era una machera a la 4ta potencia😂, lo único de varón que no hice fue jugar básquet, después, hacia los jacket con arroz, las pelotas con medias, tenía un pote de bolas, las gomitas por cajas y si perdía hacia coca, daba jonrones jugando béisbol, me anoté pal de palos de la escoba jugando vitilla, en fin, disfruté mi niñez🙌🐣!

Seguimos con el cuento de la bici… papi me dijo una ve más que no. Hasta que unas semanas después de apareció en la casa con una!!!! Pero eso no se queda ahí, no era una cualquiera, no! Una niquelada, con plato …

El peligro de la cuarentena

Imagen
Puede que te parezca ilógico pero si, hay canciones que te pueden transportar de un momento de tristeza a la alegría, e inverso. Puede que estés de lo más normal y con solo escuchar el coro de una canción puedes pasar justo a ese momento triste; recordar una perdida, un fracaso, alguien a quien querías y que llegaron a escucharla juntos, pero me voy más lejos, dedicársela. Si, ese es el poder de la música, por eso debemos ser cuidadosos con lo que escuchamos.
¿Te ha pasado que has escuchado una canción o un himno y te transportas a aquellos tiempos en que menciona la biblia vivió Jesús? Pues a mí también.
¿Te ha pasado que has escuchado tantas veces una canción pero es en un momento determinado de tu vida que cobra sentido y se vuelve parte de ti? También a mí y uno de esos himnos es ¨COMPRADO CON SANGRE POR CRISTO¨ y la canción ¨TIENES QUE ORAR¨. Ambos han hecho este proceso de cuarentena más llevadero, y digo más porque para nada me molesta estar en casa. No entiendo porque es que se …

Lo que necesito es Amor...

Imagen
Quizás para muchos esta es una palabra que solo aplica para casos de romanticismo y otras cursilerías. Para mí es de donde todo proviene.
En estos tiempo es difícil ¨encontrar el amor¨, es lo que decimos para salir del paso y nos preguntamos; lo estamos buscando en el lugar correcto?... bueno, no creo que sea esa la pregunta, más bien seria , estoy dispuesto a amar? 
Creo que es la decisión más difícil de todos los tiempos
Podemos dejar el hábito de fumar, comer poco saludable, empezamos el gym y nos volvemos estrictos con las rutinas y hasta empezamos a contar las calorías que vamos a ingerir, esas entre muchas otras cosas decidimos y cumplimos, pero para amar no, no tenemos tiempo ni estamos dispuestos.
Si yo decidiera a amar, no perjudicaría a mi prójimo, escucharía las dos campanas y dejara de asumir que lo correcto siempre va a ser lo que es correcto y bueno para mí. Me detendría a pensar que cada uno está en una situación diferente a la mía, y que lo que quizás para mi es buen…